Semana de Aulas Abiertas en nuestra escuela

Como cada año abrimos nuestra escuela a los padres con las Aulas Abiertas de Danza Clásica con Cristina Simancas del 20 al 24 de Marzo.
Queremos informaros que estamos muy ilusionadas organizando “el día de aulas abiertas” por lo que tenemos la satisfacción de invitaros a la escuela, para que podáis ver las clases de vuestras/os hijas/os.
Al igual que con la materia de Danza Española y Flamenco, será una muestra de clase. Podréis asistir dos familiares por alumno/a para que el aula no se sobrecargue demasiado y las/os alumnas/os se sientan cómodos.
Esta semana le toca el turno a las clases de Danza Clásica y Contemporánea en nuestra escuela de danza.
Las clases abiertas serán los siguientes días en horario de clase habitual:
4-5 años (A) 17:30-18:30
Preparatorio 18:30-19:30
1º EEBB y 2º EEBB 18:00-19:00
́ —
5-6 años 17:30-18:30
6-7 años (A) 18:30-19:30
4º EEBB 19:30-21:30
4-5 años (B) 17:00-18:00
6-7 años (B) 18:00-19:00
3 años 18:00-19:00

La importancia de nuestras Aulas Abiertas

Las aulas abiertas son una práctica muy importante en nuestra academia de danza, ya que permiten una mayor participación de los padres y familiares de los alumnos y alumnas en el proceso de aprendizaje. En una clase de danza abierta, se invita a los padres y familiares a asistir y observar la clase en vivo.

En primer lugar, las aulas abiertas ofrecen a los padres y familiares una oportunidad para ver el progreso de sus hijos en la danza. Los padres pueden ver el nivel de habilidad que sus hijos han alcanzado y cómo mejoran en cada clase. También pueden observar cómo las profes les enseñan y corrigen, consiguiendo una mejor comprensión del proceso de enseñanza y aprendizaje.

Además, fomentan la participación activa de los padres en el proceso educativo de sus hijos. Al asistir a las clases de danza, los padres pueden hacer preguntas y discutir las necesidades y preocupaciones de sus hijos con los maestros. Esto puede ayudar a los maestros a entender mejor las necesidades individuales de cada estudiante y adaptar su enseñanza en consecuencia.

Al tener a sus padres y familiares presentes en la clase, los alumnos y alumnas pueden sentirse más motivados y apoyados en su aprendizaje. Además, al saber que sus seres queridos están observando, pueden esforzarse más por hacerlo bien y demostrar su habilidad en la danza.

En definitiva, las aulas abiertas proporcionan una oportunidad para que los padres vean el progreso de sus hijos, fomentan la participación activa de los padres en el proceso educativo y pueden ser beneficiosas para los propios alumnos y alumnas.